CEMENTERIO MUSULMÁN

El conocimiento de la existencia de la antigua necrópolis árabe venía de antiguo. En su obra de 1607, Ariz recoge:

“Y así parece que en tiempo en que los moros habitaron España, particularmente los que estaban en esta ciudad, tenían entierros fuera de ella en un campo muy grande, cercado, junto al río Adaja,… en el cual se hallan más de dos mil pilarcitos, labrados en redondo, de a vara cada uno, y en algunos medias lunas, y en otros estrellas y letras. Los cuales ponían empinados encima de cada sepultura, y les servían de asiento y señal de cuantos yacían enterrados, y a hacer sus ceremonias. Estos pilarcitos son tantos, cuando se ven en la pared y cerca de los heredamientos que van de la ciudad a S.Espíritus a la mano derecha, saliendo de la Puerta Toledana”

El mayor hallazgo relativo a esta minoría es la del gran cementerio musulmán (“Pared de los Osos”), en un espacio comprendido entre carretera de Burgohondo, Calle de Ali Caro y Calle de la Mina. Entre los años 1998 y 2002 hasta cuatro equipos excavaron este lugar, localizándose una Maqbara mudéjar (Finales S.XII-S.XVI: Edicto de Conversión). Se exhumaron más de 4000 enterramientos en 3 niveles. Depositados en fosa simple y en posición de decúbito lateral derecho, son orientados SO-NE con el rostro mirando a La Meca con un nivel inferior en el que se superponen otros dos niveles de tumbas. Las inhumaciones del 2º y 3º nivel se orientan mirando a La Meca. No contenían ajuar, siguiendo la doctrina jurídico-religiosa de Malic ben Anas. Algunas tumbas quedaban indicadas al exterior mediante cipos.

cementerio musulman

Los cipos hubieron de ser abundantísimos como demuestra que la zona recibiese el nombre de Pared de los Osos, derivación de Pared de los Huesos. Prueba de ello es que, varias tapias de las que delimitaban las huertas preexistentes, apareció un buen número de ellos. La mayor parte de los aparecidos se han ido depositando en el Servicio Territorial de Cultura de Ávila. Además, un buen número de los mismos, han sido reutilizados para los más variados fines en obras de mampostería, de balizado o como simples mojones. Especialmente significativa es la gran densidad existente en la zona de San Antonio. Su presencia junto a alguna otra referencia, ha servido para elucubrar sobre la existencia de esta área de otra necrópolis musulmana.

Otra posible necrópolis se pudo ubicar ligeramente más al norte que la principal de San Nicolás, próxima a la Puerta de la Santa de la muralla abulense. En este caso, cabe pensar que la documentación realmente esté aludiendo a la anterior Pared de los Osos ya que se situarían muy próximas una de otra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s